Casas de vacaciones en Curazao

Tomar el sol, relajarse, salir de fiesta, bucear e ir de compras en la exótica Curazao Hacer una escapada al tesoro escondido del Caribe. Playas de arena blanca nacarada, espectaculares zonas de buceo, paisajes naturales impresionantes y una cultura con elementos africanos y antillanos originales. Curazao lo tiene todo.

Para saber más

Todas las regiones en Curazao

¡Déjese inspirar!
En la costa
61 casas de vacaciones
Con piscina
60 casas de vacaciones
Con bebé
31 casas de vacaciones
En parque de vacaciones
21 casas de vacaciones

Vacaciones en Curazao

Incluso el típico azul profundo del cielo y del mar se llama igual que la isla.

Una isla tropical en la que te sentirás como en casa

Junto con Bonaire y Aruba, Curazao forma las islas Sotavento (o islas ABC) en la parte sur del Mar Caribe. La isla cuenta con seis puertos naturales, de los cuales Willemstad es el más grande a escala mundial entre los de su tipo. Con sus más de 150 000 habitantes, es la mayor de las Antillas Holandesas. Desde los Países Bajos, hay un vuelo directo a este destino, entre otras muchas cosas muy popular por su clima, que dura poco más de diez horas. Los días sin sol se pueden contar con los dedos de una mano. Entre octubre y enero suele llover un poco, pero la temperatura media durante casi todo el año es de 31 °C. Durante el día, los vientos alisios proporcionan el frescor necesario. Por la noche garantizan una temperatura agradable de unos 25 °C.

Vacaciones para toda la familia

Las familias con niños que vayan de vacaciones a Curazao encontrarán todas las comodidades y servicios como en casa. Es posible alquilar una casa de vacaciones, un chalet o un apartamento. La población local habla neerlandés y en todas partes existe un ambiente muy agradable. A lo largo de la carretera o en el mercado es posible comprar alimentos locales y el agua del grifo es pura y potable. ¿Prefieres la cocina conocida? Entonces compra en un gran supermercado. Allí encontrarás una amplia gama de productos europeos y americanos.

Buceo y esnórquel

La mayoría de las playas se extienden a lo largo de la bien protegida costa suroeste. El agua es tranquila y cristalina, un verdadero paraíso para bucear y hacer esnórquel. En la isla no hay menos de 65 lugares en los que puedes descubrir los tesoros naturales más hermosos que se encuentran bajo el nivel del mar. El Mushroom Forest (bosque de setas) es especialmente conocido entre los buceadores. Este «bosque submarino» está compuesto por grandes corales con forma de seta. A tu alrededor nadan bancos de peces coloridos, lo que crea un maravilloso espectáculo. No sin razón recibió Curazao el premio Reader's Choice Award gracias a los abonados a la revista Scuba Diving. Sin embargo, no es necesario que te adentres en el agua para contemplar toda esta belleza. El submarino «Seaworld Explorer» te permite conocer la fascinante vida submarina a un metro y medio de profundidad. El extraordinario Seaquarium en el paseo marítimo de Bapor Kibra también merece mucho la pena. Los múltiples acuarios se llenan continuamente con agua de mar fresca y hay una gran «piscina» que te llevará más cerca que nunca a estos seres vivos, ya que podrás alimentarlos tú mismo. ¿Y qué te parece bucear de forma segura con tortugas y tiburones?

También para unas vacaciones activas

En Curazao puedes echarte durante horas sobre la fina arena de la playa. Sin embargo, si tienes ganas de hacer alguna excursión, las posibilidades son infinitas. Una visita a las cuevas de Hato es obligada. Durante siglos, la naturaleza ha formado preciosas estalactitas y estalagmitas y 1500 años atrás la gente realizó pinturas rupestres. Los amantes de los animales y las familias pueden visitar el vasto parque nacional Christoffel. Numerosos animales exóticos habitan en la naturaleza entre los paisajes naturales más bellos. Para admirar los flamencos señoriales debes visitar la reserva natural de Sint Willibrordus. Y quien lo desee, puede nadar y bucear con los delfines en la Dolphin Academy de Curazao, una experiencia verdaderamente inolvidable. Los deportistas pueden ir en bicicleta o bici de montaña por caminos de tierra, echar una partida de golf, montar a caballo en la naturaleza virgen o ir al gimnasio. Entre las posibilidades acuáticas se encuentran el practicar vela, ir en kayak, pescar, volar en parasailing o ir en moto de agua. Después de todas estas actividades puedes disfrutar en uno de los balnearios y centros de bienestar.

Willemstad: ir de compras y entretenimiento

Willemstad dispone de un encantador puerto, elegantes boutiques, restaurantes y bonitos bares. La capital se encuentra en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco por su aspecto único y el valor histórico de los coloridos edificios coloniales. La parte más antigua de la ciudad, «Punda», está situada en el este y dispone de numerosas tiendas acogedoras. En el oeste, Papiamento se encuentra conectado al barrio de Otrobanda por un puente de pontones de madera (el Koningin Emmabrug). En el mercado flotante en De Ruyterkade, los vendedores ofrecen sus mercancías desde los barcos. En la ciudad también viven muchos artistas, pintores, fotógrafos, escultores y diseñadores talentosos. Algunos de ellos te acogen y te dan la bienvenida en sus estudios. Finalmente, en el centro comercial Bloempot, encontrarás todo lo que necesitas para ir una hora de compras: joyerías, tiendas de ropa y zapaterías de lujo, moda infantil, lencería, alta costura... Y entre una tienda y otra puedes matar el hambre y la sed con bocadillos, ensaladas y bebidas.

Todas las casas en Curazao